3.5.10

"Folklore" Habìa que cantar. Una historia del Festival Nacional de Folklore de Cosquìn" por Corina Moscovich

El Viernes 30 de Abril en el Centro Cultural Bernardino Rivadavia asistí a la
Presentación del libro "Habìa que cantar. Una historia del Festival Nacional de Folklore de Cosquìn", a cargo de los autores Santiago Giordano y Alejandro Mareco. También estuvieron presentes Marcelo Simón y Franco Luciani. Esta actividad con entrada libre y gratuita se llevó a cabo en el marco de los festejos de los 10 años del Programa Huellas -Música y cultura popular-, con la producción y conducción a cargo de Pedro Robledo por Radio Nacional Rosario AM 1300, los Sábados de 19 a 21hs.
 
Voy a citar algunas frases que me llamaron la atención, especialmente porque no me considero una persona que conoce mucho de folklore, mucho menos de Cosquín.

Luego de la cálida presentación de Pedro Robledo, Alejandro Mareco dijo: "Cosquín tenía el estigma de la tuberculosis..." "Y de ahí nació la idea de un festival". Además comentó que "en 1961 se construyó un muro para reunir..."

Santiago Giordano pronunció: "Cuando el país vive un aire de democracia, el festival vive un aire de democracia...", "Todo lo que pasa en Argentina pasa en Cosquín". Entre las postales de Cosquín retrató "un beatnik comiendo un plato de locro" y habló de un periodista que escribió sobre los hábitos de hace muchos años: "se tomaba más whisky que vino".

Franco Luciani, invitado como artista, por ser la última consagración de Cosquín, habló de lo que significa dicho evento para un artista, que consiste en "el verdadero sueño de subir al escenario". Y amplió: "no hay festival en el mundo que concentre tantos sueños como Cosquín". Emocionado, agregó: "Cosquín genera el amor a la profesión".

El mismo Viernes 30 de Abril pero en el Teatro Municipal La Comedia se presentó el mismo FRANCO LUCIANI con su GRUPO. Como artistas invitados estuvieron ALDANA MORICONI, FEDERICO RESCHINI y JOEL TORTUL. Luego le siguieron el impecable JUAN FALU y una yapa de PETECO CARABAJAL.
 
     

Carezco de subjetividad para hablar de la música de Franco Luciani, ya que pocos músicos me emocionan tanto. Transmite la pasión en cada nota. Verlo tocar la armónica mientras se estira y se contrae como si él mismo fuera un acordeón es impresionante. Y es talentoso, tiene la humildad de un grande y por suerte para nosotros, tiene mucho más por dar.

Feliz cumpleaños a Huella y gracias por un festejo tan inolvidable. Los que estuvimos en ese precioso teatro podemos hablar de la energía especial que hubo esa noche. El que se lo perdió, que esté atento a próximas oportunidades.
Corina Moscovich


Para dejar un comentario: cliqueá en “comentarios”, saldrá una ventana donde escribir y justo debajo, la forma en que quieras identificarte (Google; anónimo; nombre/URL). Las traducciones a otros idiomas son bienvenidas. Por favor contactáme a corinamoscovich@gmail.com

To leave your comment clik on “comentarios”, you will see a pop up window where you can write it. Just below, you decide how you want to identify (Google; anónimo; nombre/URL). Translations to other languages are welcomed. Please contact me to corinamoscovich@gmail.com