31.10.10

Español como Lengua Extranjera (Guinea Ecuatorial, Africa)

Una noche estando en un bar con amigos en Cape Town, Sudáfrica, conocimos a Victoria (and friends). Ella escuchó que era de Argentina y se puso a hablar en español, lo que me llamó mucho la atención, porque ella parecía una sudafricana más y en general en Sudáfrica el castellano o español no se practica mucho por parte de los nativos. Error, Victoria es de Guinea Ecuatorial, África. Fue la primera vez en mi vida que conocí a alguien de un lugar tan distante y en el que se habla español. Fue una emocion. Me acordé de pronto de clases de E/LE en el postítulo y de tantas otras experiencias áulicas, que ahora cobraban sentido. Viajar por el mundo y ver la realidad siempre es fuerte. Hablar de Guinea Ecuatorial supone hablar de la única ex-colonia española en el África negra y de la que fue una provincia más de España. Hace más de 42 años que alcanzó su independencia pero muchos ya han olvidado que sus ciudadanos fueron españoles no hace tanto tiempo. Como consecuencia, en Guinea Ecuatorial se habla español pero para muchos esto no es suficiente para considerarlo un país hermano a la altura de los países latinoamericanos.

Historia: En el año 1968 España anunció, tras las presiones de Naciones Unidas y de grupos políticos guineanos, la independencia de esta colonia que, hasta ese momento, estaba con el estatus de Comunidad Autónoma de la Guinea Ecuatorial. Muchos ciudadanos hispano-guineanos van a la península en los últimos años buscando el acogimiento de la que una vez fue su patria hermana y se encuentran con un país amnésico que considera a los guineanos de la misma manera que cualquier otro procedente de un país africano.
En Guinea Ecuatorial existían las mismas instituciones y fuerzas de seguridad que en España. Bien conocido por muchos es la presencia de la Guardia Civil, rebautizada como Guardia Territorial de la Región Ecuatorial, y que allí estuvo presente hasta 1969, cuando regresaron a territorio español tras la independencia del país africano. Este cuerpo se fue nutriendo de efectivos nativos del país que más tarde conformaron la Guardia Nacional, semilla de las fuerzas de seguridad guineanas que se formaron tras la independencia. En 1471 fueron los portugueses los primeros colonizadores de las islas del golfo de Guinea. En 1641 se estableció en una de sus islas la Compañía Holandesa de las Indias Orientales para establecer comercio de esclavos, que fue sustituida en 1648 por la Compañía de Corisco portuguesa que, tristemente, se dedicó al mismo tipo de comercio. Desde el fuerte de Punta Joko, los portugueses vendieron esclavos a Francia, Inglaterra y España hasta 1753. Debido a acuerdos con el Imperio Español, estas islas pasaron a ser españolas en 1778 formando parte del Virreinato del Río de la Plata.
Entre 1826 y 1832, la isla de Bioko fue ocupada por los ingleses que pretendían frenar el tráfico de esclavos. Finalmente, y tras la salida británica, España alza su pabellón en territorio guineano. Años más tarde, en 1926, España unió las islas con el territorio continental denominándose como la colonia de Guinea Española. Pero España ya carecía de recursos económicos como para mantener una estructura sólida en África y la colonia se comienza a resquebrajar tras la Guerra Civil Española, acabando con la independencia de la región en 1968.
Hoy: En Guinea Ecuatorial, en lo que se refiere a la gastronomía y algunas costumbres, podemos degustar una rica paella guineana aderezada con productos regionales e, incluso, un magnífico cocido madrileño al estilo africano. También se conoce el jamón serrano aunque supone algo inalcanzable económicamente para la clase media ecuatoguineana. El petróleo es el principal activo del país con varias empresas norteamericanas existentes en la zona. Teodoro Obiang Nguema es el gobernador dictatorial del país que ha convertido a Guinea Ecuatorial en el principal foco de narcotráfico del África Occidental y ha conseguido que el país esté entre los primeros en el ranking de los más corruptos del planeta. Estos son los dos grandes logros del dictador Obiang, aparte de mantener a una población sumida en la pobreza, a pesar de las rentas petrolíferas, que provocan una esperanza de vida que no supera los 50 años, la más baja del mundo hispano. El español es la principal lengua del país, junto con las lenguas nativas, pero comienza a perder territorio, si no se remedia, frente al fránces y el portugués, lenguas co-oficales en el país donde también se hablan lenguas locales, destacan el fang, bubi y annobonés.
Se dice que es un país mucho más cercano a España de lo que los propios españoles creen. Muchos empresarios han emigrado a este país africano para asentar allí sus negocios y otros muchos para simplemente disfrutar de un país rico en naturaleza en el corazón de África y que habla con acento español.

2 comments:

Carolina said...

Jajaja genial!!!
A mi me pasó lo mismo pero al reves! Yo hablo muy bien Hebreo y el otro día en la calle me cruze con dos chicas con valijas por calle, con caara de perdidas y buen por suerte las ayude y las guíe por donde podían encontrar hoteles en buenos aires. Hermosa experiencia. Es genial cuando pasa eso!

Corina Moscovich said...

"To put yourself in someone else´s shoes", ¿no?... Buenísimo, gracias por tu comentario.